Los cuadros


Escoceses, Príncipe de Gales, Ventana, "Vichy", Pata de Gallo... Al fin y al cabo telas de cuadros para cualquier mortal.

Estos tejidos dotan a las  prendas de ese porte distinguido sin ser rancio, masculino sin caer en lo vulgar; son otoñales a pesar de las pocas oscilaciones que últimamente nos ofrece el mercurio y siempre, siempre actuales.

Los vemos en todas las variantes posibles: pantalones con vuelta en el bajo, chaquetas para el mundo oficina, trenkas de maravilloso paño de lana, grandes bufandas...

No hay celebrity que se resista a esta tendencia que no hayan fotografiado en alguna ocasión portando una prenda de este estilo. Los cuadros inspirados en torno al cine de los años cuarenta son favorecedores, divertidos y por encima de todo jóvenes. 
Los cuadros en todas sus vertientes son tendencia y moda. ¿Y, para qué existe la moda si no es para seguirla?